Atmósfera

Revista de Poesía
N°4 - Buenos Aires
Junio 2009

Lucia Bianco, poesia de Lucia Bianco, Lucia Bianco poemas, Lucia Bianco poeta, poesia argentina contemporanea, poesia argentina actual, poesia argentina siglo XXI, poesia de Bahia Blanca, poesia latinoamericana contemporanea, argentine poetry, poetas argentinos, escritores argentinos, poesia actual argentina, poemas de Lucia Bianco.
Lucía Bianco. Poeta argentina. Selección de poemas. Revista Atmósfera Nº 4. Buenos Aires, 2009.

Lucía Bianco

Fragmentos (2009)

de Diario de exploración afuera del cantero (2005)

Tomo I:
Trabajos Prácticos

Uno introduce Encontré en la calle diminuta intriga, cualquier alma discreta hubiese investigado. Descripción Así­ como más cosas en una solamente. No invisible pero poco cierta, poco punto entre baldosas, y menos que menos brillantico. Verticalidad: carece. Oscilación: nula. Intento I Carbono 14 obligación de nuestro hallazgo de haber estado vivo exorganismo muerto son por demás los años. Hay que juntar cien ejemplares de lo mismo o no se puede. Y no se puede, ya dije solamente contamos una muestra con el dedo índice. Intento II Microscopio de veras microscopio electrónico, son las radiografías desde adentro hacia adentro las preferidas de los huevos. Pero no es el caso. Intento III Lista completa de volímenes que se archivan en todos los archivos locales. Completa o incompleta porque nadie facilita las cuentas de su casa diarios íntimos o de navegación en zona restringida. Incompleta sin fritas. Intento IV, la vencida. Maldijo Don Mario esos eran carnavales, rectificó apellidos de los contribuyentes recuerdo o paradigma lentejuela viviente sobredimensionada del cuarenta y dos cuarentitrés, seguro seguro cantaba el Beto Sosa. Cosa rara, que no conozco. Medida, catalogada, estudiada por otros, no por mí. Cosa con peso y tinte precisos mímesis oculta a estos ojos. No adivino. Hay reglas de 30 cm. de 40, de 1 metro de madera reglas milimetradas, escuadras, escalímetros. Igual como no veo = no veo. Hay compases con agujas con clavos como ejes compases giratorios para el mar, para la lluvia. Cosa rara que no conozco me anda cerca. Hay ballestillas que miden las estrellas, astrolabios, hay un número de magnitud para cada intensidad de brillo. Cosa seria, eso me temo. Hay idiomas enteros como cuerpos hay miradas distintas para cada dialecto, se inventaron o salieron las palabras. Salieron inventadas que junto por el suelo (No me alcanza para decir). Cosa rara que no veo = no puedo. Hay esferas armilares, celestes marítimas, terrestres, se abren como huevos y adentro un mapa convexo que número tras número tras número marca el recorrido de una ameba. El pleno despiste de una ameba sonámbula.

Tomo II:
Lo que se encontró tirado

Plaza Belgrano Dicen que sobrevolando el monumento se ve como una bandera flameando. Pero es mentira. Los planos de cemento blancos / azulejos celestes se verán desde arriba como planos de cemento desde arriba. De abajo es una pirámide cubista que hace poco cercaron para que los menores no trepen y hagan resbaladita. Sepan desde el principio: No existen toboganes celestes hacia ningún lugar. Arriba no, menos abajo. Doblé la botamanga del jean para caminar sin mojarme con los charcos. No sabía que al desdoblarlos quedaría de marca esta tobillera gastada que me obliga a seguir usándolos así, a la moda. Y trae de regalo un kit de practiquísimos vasos de metal para poner en la heladera, tomarla como recién sacada. Detalle: fueron fabricados cortando culatas de misiles vacíos y puliendo los bordes bien pulidos. Que la boca sienta sólo espuma, no tajos en los labios de pescar sol, al mediodía, en alta mar. Llegado el brindis hacen ching distinto, se delatan. Por eso Don Emilio inventó otra para decir: ¡Machuque! En lugar de salud, felicidad: ¡Machuque! A la hora de pedir o de pensar lo que no hay.

Tomo III:
Archivos naturales

Bibliografía: Manual de producción de pollos parrilleros Pág. 23-Iluminación artificial Deben evitarse las lámparas oscilantes que causan situaciones de nerviosidad y pánico entre los pollos. Desean volver al huevo y no tienen Edipo, debe de ser difícil. El útero de calcio tan biodegradable tan no tener qué extrañar saca de quicio. Pág. 38-Despicado El despicado es opcional. A los 7 o 9 días la parte córnea del pico ya se encuentra suficientemente endurecida, por ello se aconseja despicar a esta edad y en especial a las pollitas ponedoras. Advierten al espejo sus agujeros mojados subconjuntos en rojo. Después la mercería, se compran ese mismo beso de canutillos lápiz labial de moda pobres todas pollitos, pollitas ponedoras.

de Etiquetas de dulces (2004)

No, no pases cucharita,
adentro esperan atraparte
por la cintura y para siempre.




Ciruelas que pasaron
por estados dramáticos
hasta dulce acontecer.




Aquí viven azúcar y pulpa corazón.




Seguro vienen las naranjas
preciosas redondinas
a minar tu propiedad.
Con el cuento de llegar
bien por la tarde
se quedan días enteras.





Yo encontré esta parte
de la ciudad de los césares
y ahora
pocos se animan
semejante reliquia probar.




Cambiá la lamparita, porque
leer a la luz de una hornalla
mientras las peras funden caramelo
ya no vas a poder cuando el dulce esté listo.




Los nísperos problema,
pelar durante horas de humedad
pura semilla,
poca carne que se oxida fácil.
La parte positiva del asunto
está en tu lengua
¿Va a extrañar un poco menos?




A la hora de menos sol
el día de santa Prisca
de un año largamente verdadero
fue envasado este signo
de que lo verdadero
termina rápido cuando es rico.